Return to Newsletter Archive

Visit Web Site

Print | Email

Como evitar ir a la prisión de voz.

¿Cuántas veces se ha visto hablando con el correo de voz de alguien? Yo le llamo “¡prisión de voz!”

Primero, muchas veces puede evitar ir a la prisión de voz al hablar apropiadamente con la secretaria o asistente. Su instinto y entrenamiento la llevan a deshacerse de usted y enviarlo al buzón de voz tan pronto como le sea posible. Puede hacerla sentir cómoda y relajada con usted al estar a su vez relajado. Si inicia un conflicto, ella ganará. Así que relájese, cálmese y obtendrá lo que quiere. ¿Qué es lo que quiere? Quiere hablar directamente con el jefe. No quiere dejar un mensaje. No quiere ir a la prisión de voz. Así que aquí tiene una rutina que le ayudará a relajarse y lograr su cometido:

“Compañía ABC, ¿Puedo ayudarle en algo?”

“Si, soy Steve Savage. (lentamente) Busco a Suzanne Jones.”

“Permítame comunicarle con su secretaria.”

“Oficina de Suzanne Jones. Le atiende Mary.”

“¡Hola, Mary!” Soy Steve Savage. Busco a Suzanne Jones.”

“¿De qué compañía le habla?”

“Savage International. Solo dígale que Betty Harkness me pidió que le llamara.”

“La Señorita Jones está en una junta. Le pediré que le llame. ¿Cuál es su número?”

“¡OK! Fantástico. ¿A que hora terminará su junta?”

“Como a las 11:00”

“Perfecto. Le llamaré a las 11:05.”

Luego cuelgue. Estuvo de acuerdo con todo lo que ella dijo, pero se mantuvo en control. No le dio su número. ¿Por qué? Porque es una pérdida de tiempo. Suzanne Jones no le llamará. Usted se frustrará. Pero tampoco se peleó con la secretaria Mary. Estuvo de acuerdo con todo lo que ella dijo y se mantuvo cordial. Al final, obtuvo lo que quería – el mejor momento para llamarla. La próxima vez que usted llame, Mary, la secretaria, será un poco más cordial porque lo recordará de la última vez.

Así que, ahora digamos que usted llama de nuevo y Mary le sugiere el buzón de voz. Así es como sucede:

“¡Hola Mary! Habla Steve Savage llamando de nuevo. ¿Ya salió Suzanne de su junta?”

“No, aun siguen y creo que van para largo. Permítame conectarlo a su buzón de voz.”

“Hagamos esto. Sé que tanto Suzanne como usted están muy ocupadas. Yo mismo tengo que ir a una junta. ¿A que hora será mejor volver a llamarla por la tarde?”

“Bueno, supongo que estará disponible como a las 3PM.”

“¡Perfecto! ¡Yo les llamo a las 3! ¡Muchas gracias por su ayuda!”

Una vez más, evitó dejar un mensaje y evitó la prisión de voz. Se mantuvo cordial con Mary y averiguo el mejor momento para llamarle nuevamente. La tercera vez que llame, es mucho más probable que Mary lo comunique. Ella es la que le dio la hora para volver a llamar. La trató con respeto y cordialidad. Y obtuvo lo que quería – ¡una comunicación telefónica con la jefa!”.

©2008

Steve Savage, 20 West Canal Street, Suite 511, Winooski, VT 05404 Tel 802-355-8533 Fax 877-378-2230
© Savage International 2008. Derechos Reservados